La plegaria de una madre y sus doce hijos---Agustina Ramírez Heredia.



En la visita que realice por motivos de salud de mi madre al estado de Sinaloa me conmueve saber la historia de  una mujer que gracias a la invitación de la Sra. Laura Castro y Arq. José Luis Mariscal a Mocorito.  Mi agradecimiento y mi eterna amistad para ellos quienes con su gentileza y hospitalidad nos hicieron sentir bienvenidas a su tierra y su grandeza.  De hecho la historia de Sinaloa ha sido escrita por hombres y mujeres de lucha, los cuales han participado en movimientos de liberación convirtiéndolos en íconos a través de nuestros tiempos, curiosamente la mujer a que me refiero en esta ocasión es de un linaje diferente  oriunda de  este hermoso pueblo mágico.


Agustina Ramírez Heredia , nace en Mocorito en el año de 1813 y su biografía nos enseña cómo se inserta en la historia al entregar a doce de sus hijos al movimiento armado en la Guerra de Reforma lo que la convierte en la heroína sinaloense con una enorme presencia en la historia y además, representaciones diversas en las bellas artes.


El museo de historia regional de Mocorito, cuenta con una pintura, un retrato autoría del chihuahuense Alonso Enríquez, en el que se muestra a una mujer  de complexión más bien robusta, canosa, un tanto sonriente y cubierta con un manto. Resalta en la parte central baja de esta obra la aparición de un grupo de hombres semidesnudos que sostienen una bandera, algunos de ellos yacientes.


La casa de la cultura Dr. Enrique González Martínez, cuenta con un mural que viste de historia el recinto, éste se denomina “Mocorito a través de los siglos” y curiosamente en la descripción que se hace del mencionado mural no aparece el nombre de doña Agustina Ramírez Heredia, acaso una parte que cito a continuación hace referencia de esta mujer excepcional “Con la mano izquierda levantada va soltando unos granos de maíz ensangrentados que caen sobre la sombría imagen de una mujer que mira a lo lejos el campo de batalla, sembrado de cadáveres.”, pero su nombre, insisto, no aparece.


En poesía, Caridad Bravo Adams reconoce la desgarrante realidad de la vida de nuestra figura mocoritense en el poema “La plegaria de una madre” en el que habla de la búsqueda de doce tumbas a las cuáles la abnegada madre, como última acción materna, pretende llevar una canción de cuna con la cual repliegue un cierto sentimiento de culpa por haber entregado sus retoños a la cruenta batalla.



“La Dama del Negro Ropaje” es otro poema que nos encontramos, autoría del profesor Víctor Luís Leyva Uriarte, quien lo creó en los tiempos en que se encontraba impartiendo clases en primaria; la pieza habla del perpetuo luto de una mujer quien no se puede despojar de éste pues seguidamente había que enfrentar el dolor de la muerte de sus hijos.




La profesora Manuelita Rodríguez, mocoritense reconocida en el ámbito cultural escribió una poesía de la cual rescato el nombre para titular esta entrega, “La Heroína Sin Par”.

La cuna de esta mujer también le rinde tributo con un monumento, este es una escultura de cuerpo completo de una mujer, resalta en color verde el rebozo que le es característico y a sus pies, más bien a un costado de su pie derecho se puede ver una planta pequeña de nopal. Esta escultura forma parte la triada escultórica que se encuentra en la “Plaza de Los Tres Grandes” y fue fundida por una empresa del centro de la república.





Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por sus comentarios...

Entradas populares de este blog

¿QUIERES SABER QUÉ PELEAN LOS MAESTROS EN MÉXICO? "PINCHES MAESTROS" por Álvaro Cueva

¿CÓMO CELEBRAMOS UN CUMPLEAÑOS EN MÉXICO Y EN OTROS PAÍSES?

BICENTENARIO: VIDA Y OBRA DE MELCHOR OCAMPO