LA PLANIFICACIÓN DIDÁCTICA CON ENFOQUE INTERCULTURAL

El tema que comparto a continuación fue uno de los que tratamos en el Diplomado "Desarrollo de competencias para la atención a la diversidad en y desde la escuela". Me pareció de suma importancia darlo a conocer porque  los docentes debemos estar preparados para tratar en las aulas con alumnos que vienen de culturas diferentes.  En México existen más de 70 etnias y son parte de nosotros mismos. El nivel al que está dirigido  es a la Educación Básica en sus diferentes modalidades.  Los destinatarios son los Docentes, Directivos y Asesores Técnicos Pedagógicos.


TEXTO BREVE:
LA PLANIFICACIÓN DIDÁCTICA CON ENFOQUE INTERCULTURAL.

Un reto en la actualidad para las escuelas de educación básica es el de ofrecer una educación de calidad, sin discriminación de ninguna naturaleza; esto implica transitar hacia un enfoque que valore la diversidad  cultural, étnica y lingüística que nos identifica como un país pluricultural. Hemos de considerar entonces la diversidad de identidades, necesidades y capacidades de las personas, con la finalidad de favorecer el pleno acceso, la conclusión de estudios y los logros de aprendizajes de todos, con especial atención a quienes se encuentren por diferentes motivos en situación o riesgo de exclusión, por las limitantes que les genere las distintas formas de pensar, capacidades, talentos, ritmos de aprendizaje y clase social.

La integración educativa adopta una especial relevancia en la compresión de la escuela como espacio de convivencia, cuya misión va encamina a desarrollar en los alumnos competencias que les permitan su interacción social de la mejor manera considerando las características y culturas diversas.

Los alumnos que pertenecen a diferentes etnias y culturas demandan una intervención educativa específica al sistema, que les ofrezca las mismas posibilidades de alcanzar los fines educativos comunes propuestos, desarrollando al máximo sus potencialidades y propiciando su adecuada interacción social.  Nuestra acción educativa no debe limitarse a la enseñanza de contenidos.  Es importante resaltar los valores como convivencia, mutuo reconocimiento y aprecio, respeto por la diversidad personal y cultural para fortalecer la autoestima.  Esto nos conducirá seguramente a que personas diferentes convivan en un ambiente de respeto y logren aprendizajes mutuos de enorme valor.

Es imprescindible en la práctica diaria de los maestros la toma de conciencia de la diversidad cultural, lo que permitirá el desarrollo de actuaciones para la inclusión. El enfoque de la educación inclusiva nos permite hace énfasis en la valoración de la diversidad, como un elemento enriquecedor de los procesos de enseñanza y de aprendizaje; y, en consecuencia, se favorece el desarrollo humano. Se reconoce que todos somos distintos, y que las diferencias son inherentes al ser humano. Así, la escuela en su conjunto debe desarrollar nuevas estrategias de enseñanza que tengan en cuenta y respondan a esta diversidad de características que presentan algunos alumnos en las aulas.  El enfoque intercultural en educación contribuye a que esto sea posible.

Los docentes, directivos y personal técnico pedagógico desempeñan un papel indispensable a partir de que en el año 2002 dio comienzo el análisis para la construcción de una educación para la interculturalidad en encuentros regionales y estatales.

El concepto de diversidad debe ser entendida como una realidad, la conciencia de conocer y reconocer, el sentido de la comprensión, el respeto, la valoración y el aprecio de lo diverso nos exige, a cada uno, pasar al terreno de la práctica.  Lo anterior nos remite al hecho de que algunos de  los alumnos que atendemos provienen de culturas diferentes pero con necesidades educativas comunes que son resueltas por los maestros. Cada uno de los alumnos que atendemos tiene necesidades educativas individuales, porque tiene que ver con las diferentes capacidades, intereses, niveles, ritmos y estilos de aprendizaje. Estas necesidades deben ser atendidas adecuadamente a través de la práctica docente. De igual forma en nuestras escuelas tenemos algunos alumnos con Necesidades educativas que los maestros y las instituciones no pueden resolver y requieren de recursos adicionales. Son los sujetos que tienen Necesidades educativas especiales. Cabe aclarar, que el hecho de que el alumno presente alguna discapacidad no es condicionante para tener este tipo de necesidades educativas; pues en algunos casos no limita su proceso de aprendizaje.

Atender a la diversidad implica el que conozcamos a cada uno de nuestros alumnos, detectando sus problemas pero sobre todo sus virtudes de cada uno en los procesos didácticos; dando a cada uno la atención necesaria, estando atentos a lo que cada uno requiera. Y tomarlo como una oportunidad para entender, respetar, valorar y enriquecerme con lo que la otra persona me puede aportar.

En este proceso en el que buscamos la atención a la diversidad y la inclusión escolar los padres de familia juegan un papel imprescindible, pues en coordinación con ellos el docente puede realizar un seguimiento detallado del proyecto que se esté trabajando con el alumno; sensibilizándolos sobre sus responsabilidad en la formación integral de los alumnos y asignándoles los roles necesarios dentro del proceso. Como el monitoreo en las actividades del alumno, vigilando que cumpla con sus tareas extraescolares, por mencionar algunas.




Los docentes debemos proporcionar a los alumnos recursos adicionales y diferenciados para que los estudiantes en situación o riesgo de exclusión educativa o social puedan, en igualdad de condiciones, aprovechar las oportunidades educativas. También debemos adoptar medidas educativas para atender la diversidad, tales como: diversificación de la oferta educativa, adaptación del currículo, elaboración de textos o imágenes que no contengan estereotipos de ninguna clase, calendarios escolares flexibles con actividades encaminadas a atender las necesidades de todos, planeando para el grupo desde las individualidades de cada uno de los alumnos (dentro de la colectividad atender a la individualidad, entre otras. Generando en conjunto el clima escolar favorable para garantizar el derecho a una educación de calidad en igualdad de condiciones para las personas con necesidades educativas especiales y que propicie la integración y la atención temprana y oportuna para los alumnos y alumnos con dificultades de aprendizaje.

Es necesario atender a la diversidad si en verdad queremos brindar una educación inclusiva y de calidad. Ya que la diversidad nos ofrece los cambios que requiere nuestra práctica, y que en ocasiones no nos damos cuenta de que la necesitamos. Y para superar este reto tenemos las posibilidades de las adecuaciones curriculares, pero primero debemos conocer bien a nuestros alumnos (necesidades, gustos, intereses, diferencias) y, sin descuidar la norma, tomarlos en cuento en nuestras planeaciones.

La educación intercultural debe considerarse en su tratamiento como material transversal que implique e impregne la propia concepción del currículo, del profesorado y las actividades del centro escolar.  Los principios educativos demandan que la educación intercultural sea tratada como un componente básico y común a todos los ámbitos del conocimiento que se trabaje en la escuela.  Las áreas que son idóneas para desarrollar una mayor sistematicidad se encuentra en las siguientes:

•          Conocimiento del medio natural, social y cultural.
•          Lengua y literatura.
•          Educación artística.

La metodología propuesta con la que deben ser tratados los temas según las necesidades e intereses específicos de los alumnos de cada escuela y el trabajo en colegiado de los docentes se podrán poner de acuerdo para dar mayor atención a   alguno de los principios y el uso más frecuente de determinadas técnicas y procedimientos. 

Los principios metodológicos son:

•  El aprendizaje ha de ser significativo.
•  Construido por el alumno
•  El aprendizaje debe ser funcional que sirva para la vida y en la vida.
•  El aprendizaje debe ser motivado para dar importancia a las expectativas de
    éxito.
•  El aprendizaje debe darse por descubrimiento siempre que sea posible.
•  El aprendizaje debe ser socializado.  Es importante la participación por 
    equipos para aprender a convivir, tolerarse, respetarse, competir, colaborar
    y   favorecer actitudes de aceptación étnica.
•  El aprendizaje debe ser mediado por un adulto con experiencia, preparación,
    intención para seleccionar, enfocar y reavivar las experiencias ambientales
    y los hábitos de aprendizaje.
•  El aprendizaje debe ser diferencial.
• La educación intercultural debe ser fundada en valores y actitudes.  Es necesario que se adquieran valores, actitudes y se asuman normas de conducta que se realizan en el seno familiar y de los grupos que conforman la vida infantil mediante la socialización.

Una propuesta desde la escuela para la adecuada atención los alumnos pertenecientes a diversas culturas es:

1º. Diseño de programas diferenciales, utilizando métodos y técnicas apropiadas.
2º. Los grupos deben ser estructurados definiendo objetivos, tema, actividades, materiales, considerar diversas situaciones de los alumnos.

3º. Se modifiquen los horarios conforme las situaciones apreciadas por el equipo docente.  Mantener un horario flexible para las actividades.

4º. La planeación se lleve a cabo en colegiado para hacerse responsables desde su planificación, ejecución y evaluación de la totalidad o de una gran parte del programa de instrucción del grupo de alumnos.

5º. La técnica de evaluación mediante la observación sistemática de los alumnos  en función de la diferente naturaleza de las situaciones y conductas a observar del conjunto de las actividades  desarrolladas  en la escuela, aula, pasillos, patios, etc.

Considerando que la planificación didáctica es un acto pedagógico previo al desarrollo de las clases, es fundamental que el maestros prevea todo lo necesario para que se realice un diagnóstico, como una acción preliminar que detecte conocimientos previos, fortaleza y áreas de oportunidades con las cuentan nuestros estudiantes, luego vendrá el desarrollo de la planeación didáctica que contemple los momentos necesarios para el desarrollo de la clase, considerando la centralidad del aprendizaje en los alumnos, la importancia de planear para fortalecer la enseñanza y el aprendizaje de los estudiantes y evaluar para aprender no para reprobar.

A manera de reflexión la evaluación debe ser formativa en base a criterios que sirvan de parámetro durante todo el proceso educativo de los alumnos con la intención de atender las diferencias interculturales o se comprenda que estas son parte del progreso cultural de los pueblos. Se puede desde la escuela incluir los medios, recursos personales, materiales, para desarrollar al máximo las capacidades de cada uno de los alumnos que recibe potenciando su  función de conservación, transmisión y crecimiento de todas las culturas de los alumnos que atiende, considerando siempre el enfoque intercultural como un elemento para fortalecer el aprendizaje y las relaciones interpersonales.

Atte.  Profra. Ana Luisa Gastélum Puppo y Profr. Esteban Ojeda Ramírez




Comentarios

Entradas populares de este blog

¿CÓMO CELEBRAMOS UN CUMPLEAÑOS EN MÉXICO Y EN OTROS PAÍSES?

BICENTENARIO: VIDA Y OBRA DE MELCHOR OCAMPO